Decoración Colonial

Decoración Colonial

El mercado de la decoración es muy grande y en todo el planeta puedes hallar una tendencia ornamental que se adapte perfectamente a sus gustos y a las peculiaridades de tu casa. ¿Buscas una decoración tradicional y muy elegante de toques modernos? En un caso así la decoración colonial puede ser la que estés buscando.

A lo largo de las próximas líneas examinamos las claves primordiales de esta hermosa corriente decorativa en la que se mezclan etnias tradicionales, todo ello con un toque distinguido, muy elegante y con pinceladas de modernidad.

Materiales y Colores en la Decoración Colonial

Tanto los colores como los materiales escogidos para el interior deberemos buscar una sensación de naturalidad. En el caso de los colores, por servirnos de un ejemplo, podemos introducir elementos clave en tonos tierra, cobrizos o incluso rojizos sobre una base de colores neutros como el blanco, el gris o el beis.

El material primordial en el estilo colonial lo tenemos clarísimo a sabiendas de que debemos buscar naturalidad. La madera ha de ser el protagonista en éste estilo decorativo. La piedra, el acero, la forja o bien el vidrio tibio son materiales idóneos para acompañarla. El mimbre, el bambú o el ratán puedes seleccionarlos en pequeños objetos ornamentales.
Puedes decantarse por maderas exóticas como la de iroko, mindi, teka o bien caoba para darle un toque personal a tu decoración.

Accesorios y Complementos en la Decoración Colonial

Los accesorios decorativos adquieren un mayor valor que en otros estilos, puesto que estos son la parte responsable de trasmitir calidez y naturalidad en los espacios. Opta por complementos tradicionales con encanto y también con historia como candelabros, baúles, maletas tradicionales, lámparas de forja, alfombras de fibras naturales, cortinas de lino o como siempre el algodón (siempre y en todo momento en tonos neutros) o incluso paneles nipones o biombos japoneses para aislar y diferenciar las distintas estancias.

[themoneytizer id=18136-1]
Puedes volver a usar objetos tradicionales de otros interiores o bien adquirir productos con encanto en tiendas de decoración colonial.
Lámparas de techo de nácar, cuadros naturales, objetos de porcelana o bien alfombras naturales pueden ser un buen ejemplo.

Tejidos y textiles en la Decoración Colonial

Del mismo modo con los materiales, deberemos encontrar tejidos que evoquen naturalidad. El lino o bien el algodón son 2 tejidos que sí o sí tendremos que emplear. Estas fibras naturales le aportan el toque preciso al hogar, aparte de una sensación realmente agradable al tacto. La rafia asimismo puede ser una buena elección.
Para las alfombras puedes decantarte por fibras naturales de pelo largo y tupido, o bien si deseas darle un aire más exótico a tu hogar puede seleccionar alfombras naturales de bambú.

Artículos similares

Decoración Colonial
5 (100%) 25 vote[s]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Pinche en este enlace para mayor información.
Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptando nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies