7 Trucos para ahorrar dinero en una reforma

7 Trucos para ahorrar dinero en una reforma

¿Estás pensando en contratar a profesionales para realizar reformas integrales de cocinas en Valladolid? ¿Quizás reformas de pisos o casas? ¿O reformas de baños en valladolid? Es probable que sí, pues como tú, muchos otros se plantean seriamente renovar la imagen y la funcionalidad de una habitación o varios cuartos del hogar.

Hacer una reforma en el hogar es una decisión muy importante, la cual cuesta tomar, pero al final vale la pena, sobre todo porque el dinero usado para ello es una inversión, aunque siempre se puede gastar menos.

Si vas en serio con este proyecto, existen trucos para ahorrar dinero en una reforma que debes llevar de lo teórico a lo práctico, para que la misma no suponga el uso de todo o de casi todo lo que dispones para ello.

¿Cuál es tu presupuesto?

Muchos buscan gastar lo menos posible estableciendo una presupuesto bastante bajo. No obstante, cuando este se defina se tiene que ser realista, porque no cualquier presupuesto vale para empezar un proyecto como una reforma.

Algo que puedes hacer para darte una idea clara de cuánto podría costar la reforma que quieres buscando por internet o preguntando a conocidos. Es clave entonces presentar un presupuesto decente a la empresa que vayas a contratar.

Descubre cómo nuestras reformas de comunidades en Valladolid pueden mejorar tu calidad de vida y la de tus vecinos.

Habrá gastos inesperados

Es importante iniciar una reforma teniendo en mente que pueden surgir gastos inesperados, pues al momento de retirar los muebles, romper las paredes, entre otros, es que se ven problemas que antes no eran visibles.

Por esto se recomienda que se añada un 10% más al presupuesto para dichos gastos, que serán básicos para resolverlos. Aun teniendo este extra reservado para la reforma, te estarás manteniendo dentro del presupuesto.

Pide dos presupuestos

En el mercado existen muchas empresas de reformas, y la idea no es que le pidas presupuestos a todas ellas, aunque no está de más pedir dos presupuestos, para hacer una comparativa de que te ofrece una empresa y lo que te ofrece otra.

Sin embargo, además del presupuesto que obtengas de ellos, evalúa igualmente su trayectoria y los comentarios que han hecho sus clientes con respecto a sus servicios para saber si contratarlos o no. Desde nuestra empresa de reformas podemos garantizar excelentes precios por una calidad óptima en los resultados del trabajo realizado.

Cuenta con una empresa

En el proceso de pedir presupuestos a empresas diferentes, algunos determinan que les resultará más barata la reforma si contratan a una empresa para una cosa y a otra empresa para una distinta.

Al final, esto es más caro de lo que se cree, incluso se pierde mucho tiempo, por lo que la obra puede tomar más tiempo, y como ya sabemos, más tiempo es más dinero, así que cuidado con este tema.

Comprueba los permisos

Una empresa profesional de reformas te va a guiar con el asunto de los permisos, pero también se sugiere que estés al tanto y te involucres lo suficiente como para que tengas la certeza de lo que todo está en orden.

Este consejo para ahorrar dinero en reformas puede parecer una tontería o hasta una obviedad, aunque quienes lo dejan de lado y no se ocupan llegan a tener multas, lo cual significa que gastan más de lo que deberían.

Apunta a reutilizar

En ocasiones, cuando se hace una reforma se hace fácil recuperar algunos materiales que posiblemente sirvan para después, lo cual es ideal porque cuando se reutiliza se está ahorrando mucho dinero.

Comunicarle al equipo que hará la reforma que quieres reutilizar materiales que ya están en la habitación a reformar, para que lo incluyan en el diseño, y ajusten el presupuesto a uno menor de ser necesario.

Materiales económicos

Los materiales para las reformas que son más costosos, suelen ser los más codiciados por la imagen que reflejan y por la resistencia que brindan en el tiempo, y si bien son una ilusión, no tienes por qué encapricharte con ellos.

Siempre mira otras alternativas, y pregunta por los materiales más económicos y similares al que te haya gustado antes, que cumplan con las características que quieres, porque esto supone seguir ahorrando dinero en la reforma.

Vende lo que no necesites

Las reformas son una excelente oportunidad para eliminar lo que no necesites para la nueva imagen y funcionalidad cuando esta termine, aunque si se tratan de muebles, aparatos, electrodomésticos, etc., en buen estado, véndelos.

Quizás sean unas pocas cosas o quizás sean muchas, pero cuando vendes lo que no quieres en tu reforma, estarás aprovechando la situación para tener algo de dinero extra, que si lo deseas, puedes destinar a los gastos de la misma.

Si quieres conocer nuestro servicio de reformas de restaurantes y reforma de unifamiliar aquí!

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?