¿Qué es un Interiorista?

¿Qué es un Interiorista?

En las áreas de la arquitectura y decoración se encuentra el trabajo del interiorista que está capacitado para intervenir en una reforma de casa, reformas de baños, u otro tipo. Este es un profesional que se encarga de hacer un espacio interior habitable tanto en lo estético como en lo funcional. Tiene en cuenta el espacio disponible, fuentes de iluminación natural, disponibilidad de servicios públicos, paleta de colores y tipos de muebles.

Un interiorista debe ser capaz de trabajar en equipo y ser asertivo en la comunicación. Además, ha de tener la flexibilidad de trabajar en todo tipo de reformas con distintos presupuestos y tiempos de entrega.

Funciones de un interiorista

Entre las funciones principales de un diseñador de interiores se encuentran las siguientes.

Hacer reformas integrales

Un interiorista se encarga de planificar y realizar todas las tareas desde el diseño hasta la entrega de una reforma parcial o integral de una vivienda o de una oficina. Por supuesto, supervisa a todos los trabajadores y te asesora en todas las etapas de la obra.

Este profesional trabaja directamente con los proveedores y los técnicos para evitar que tengas que preocuparte con tantos detalles que implican una reforma integral.

Realiza el cambio que tu hogar necesita con nuestra reforma integral de piso en Valladolid, transformando cada espacio en un ambiente de ensueño.

Controlar el presupuesto  

El interiorista supervisa todos los presupuestos involucrados para evitar gastos ocultos y sobrecostes. A su vez, busca los materiales de calidad, teniendo en cuenta los recursos disponibles (tiempo y dinero) para cada obra. Al trabajar con varios proveedores, te ofrecen una variedad de opciones que se adapten mejor a tu proyecto.

Es un profesional que optimiza los tiempos de entrega y los gastos.

Buscar la armonía    

Con su conocimiento y experiencia sobre las últimas tendencias, el interiorista combina los muebles, materiales, colores y accesorios de forma armoniosa y funcional. La finalidad es crear espacios personalizados según el estilo que buscas.

Dar una buena primera impresión  

Los profesionales tienen catálogos de espacios ya reformados con el fin de atraer nuevos clientes porque saben que la primera impresión es importante. Pueden mostrar fotos a las personas interesadas o llevarlas al sitio de exhibición.

Ofrecer calidad  

Los interioristas saben adelantarse a los imprevistos que pueden surgir en la obra. Por eso, supervisan todo el proceso, desde la planificación hasta la entrega. Están al tanto de todos los detalles para ofrecer calidad y un acabado único a sus espacios.

Lograr más ventas y fidelizar a los clientes   

Los interioristas también utilizan las estrategias de marketing para promocionar sus marcas, productos y servicios. Sobre todo, en las nuevas redes porque saben que promocionar su trabajo es la manera de atraer a nuevos clientes y de fidelizar a los que ya han probado sus servicios.

Diferenciarse de los competidores  

Esto se consigue al mostrar un trabajo de calidad con una personalidad propia. Los diseñadores de interiores saben lo importante que es crear su propia marca y ser reconocidos por ella.

Cuánto cuestan los servicios de un interiorista  

Se suele asociar el trabajo de un interiorista como de lujo y caro. En realidad, esto no necesariamente es así. Se requiere de una inversión importante, pero algunas empresas de reformas lo hacen asequible. Generalmente, para dar una tarifa, se tienen en cuenta los metros cuadrados que se vayan a reformar.

Por ejemplo, el precio promedio en casas entre 30 y 100 metros cuadrados se ubica entre 20 y 24 euros cada metro cuadrado. Para la planificación y dirección de la obra, se suele aplicar un porcentaje total de la reforma que puede ser entre 5 y 20%.

¿Cómo elegir a un interiorista cualificado para la decoración de tu hogar?  

El diseñador de interiores debe crear ambientes, ya sea en casas, apartamentos o en oficinas. Ha de aprovechar al máximo el espacio disponible, con una coherencia estética. Por supuesto, debe tener en cuenta las necesidades, estilos, presupuesto y preferencias de los clientes.

El interiorista debe ser una persona creativa capaz de resolver todos los problemas que puedan surgir en una obra. También ha de tener habilidades para lograr una comunicación asertiva con los técnicos, los proveedores y los clientes. Debe ser una persona responsable, capaz de administrar los recursos de tiempo y de dinero de forma eficiente.

A su vez, debe ser un diseñador versátil, capaz de hacer reformas de comunidades, reformas de cocinas, casas, fincas, apartamentos, oficinas y locales. Este profesional debe contar con un portafolio de sus trabajos más sobresalientes para exhibir a los clientes potenciales.

Entre sus funciones también se encuentra la de tener conocimiento sobre los impuestos y permisos que deben tramitarse a la hora de hacer una reforma integral.   Debe mantenerse al tanto de las últimas tendencias en su área, así como en el uso de las nuevas tecnologías.

El diseñador de interiores necesita las siguientes cualidades:

  • Tener conocimiento de los productos y los materiales utilizados en la obra.

  • Contar con la capacidad de planificación.

  • Mostrar habilidades artísticas y creativas.

  • Comprender las normas de construcción y de seguridad industrial.

  • Tener un amplio conocimiento sobre la teoría del color.

  • Contar con la capacidad de comunicar ideas de forma precisa a través de sus dibujos.

  • Mantenerse al día sobre las innovaciones en el área del diseño.

  • Adaptarse a trabajar con plazos de entrega y presupuestos de todo tipo.

  • Contar con habilidades de comunicación y negociación.

  • Investigar.

  • Tener experiencia al trabajar por cuenta propia y en equipo.

  • Ser receptivo a las críticas.

  • Tener flexibilidad para adaptar el trabajo a las necesidades de los clientes.

  • Contar con la capacidad de transformar las ideas en un diseño tridimensional.

  • Tener habilidades para la resolución de problemas.

  • Conocer los programas de diseño.

Como puedes ver, el interiorista no solo es una persona que se encarga de diseñar bocetos. Es un profesional multidisciplinario que aprende de distintas áreas como la arquitectura, la psicología, la informática y las artes plásticas. Ha de ofrecer a sus clientes soluciones reales para hacer una reforma integral o parcial en sus casas u oficinas.

Se puede concluir que el diseñador de interiores se encuentra en un punto intermedio entre la arquitectura y la decoración. Este profesional debe tener experiencia y conocimiento especializado en su área, así como también habilidades como capacidad de trabajar en equipo, comunicación asertiva, responsabilidad, puntualidad y flexibilidad.

Si tienes dudas a la hora de acometer tu reforma de comercio en Valladolid, ponte en contacto con nosotros, estamos aquí para ayudarte.

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?