¿Cómo afectan los materiales en Reformas Industriales?

¿Cómo afectan los materiales en Reformas Industriales?

Las reformas industriales como la reforma integral de casa en valladolid o como la reforma de baño, son cada vez más frecuentes gracias a los avances tecnológicos y a las diferentes regulaciones ambientales y laborales. Fundamentalmente, se reforman los espacios industriales para mejorar los procesos logísticos y optimizar los espacios de trabajo, aunque también puede aplicar a una «simple» reforma de cocina.

Para realizar estas obras, lo ideal es contratar los servicios de una empresa especializada en la reforma integral de viviendas. Esta ha de poner todas sus capacidades técnicas y creativas en diseñar estructuras innovadoras utilizando materiales de alta calidad en los plazos acordados.

La prioridad al renovar una nave industrial es incorporar diferentes novedades tecnológicas. Además, la reforma se debe mantener perfectamente con el paso del tiempo. La clave son los materiales. Conviene repasar la importancia de contar con materiales de excelente calidad, su influencia en el diseño y la preparación de las reformas industriales.

Conoce nuestro servicio de reformas integrales de locales en Valladolid, aquí!

¿En qué consiste una reforma industrial?

Cada reforma industrial requiere una planificación a escala que tenga en cuenta la magnitud de los espacios a intervenir.

Por ejemplo, en las reformas de pisos generalmente se realizan cambios arquitectónicos, mejoras en la iluminación y ventilación e incluso adecuaciones en los suministros de agua, gas y luz. No obstante, las reformas integrales de naves industriales requieren múltiples obras de mayor magnitud: Adecuación, distribución, compartimentación y remodelación de todas las estructuras del lugar.

Existen diferentes aspectos a reformar dentro de los espacios industriales. En ocasiones, las adecuaciones en las estructuras, cubiertas, mobiliario y equipamiento son insuficientes. Sobre todo, cuando se trata de expansiones de naves industriales.

Una reforma integral conlleva obras de cimentación. Es decir, la construcción o reconstrucción de bases sólidas que pueden ser de acero de alta resistencia, hormigón en masa, hormigón con acero corrugado.

Por su parte, para la construcción de nuevos cerramientos (aquellas que separan las oficinas, espacios comunes y las áreas de producción) suelen utilizarse paneles, bloques o estructuras mixtas prefabricadas.

Las ampliaciones tienen en cuenta la renovación de los accesos, así como de la incorporación de salidas de emergencia siguiendo la normativa de prevención. Muchas empresas deciden instalar puertas metálicas principalmente de acero inoxidable o hierro. Dependiendo de las funciones de la empresa se puede optar por puertas y ventanas blindadas.

¿Cómo se escogen los materiales para las reformas industriales?

Escoger los materiales para la reforma de tu negocio es uno de los pasos más importantes y difíciles. Los expertos realizarán inspecciones en el momento de contactar con la empresa de reformas integrales para recabar información precisa antes de iniciar el proyecto.

En esta fase se realizan múltiples reuniones para:

  • Definir qué tipo de reformas se necesita en cada espacio.
    El diseño final del centro industrial.
    Los materiales a utilizar en cada obra.

Los equipos profesionales ofrecen servicios de asesoría que permite definir cuáles son los materiales de alta calidad que se ajusten a tu presupuesto. Para ello no solo se tiene en cuenta el presupuesto y las necesidades del diseño. También es importante considerar los riesgos a la seguridad, el entorno, el suelo, el clima, incluso los permisos para las obras.

Por supuesto, una reforma integral también implica la personalización del proyecto para mostrar tu marca en todos los espacios del centro industrial. Es un proceso creativo que juega con la funcionalidad, el rendimiento que ofrecen los materiales a utilizar y el diseño de las instalaciones.

Empezar las reformas con los materiales adecuados

Después de la fase de preparación ha llegado el momento de poner manos a la obra. Una reforma industrial implica múltiples trabajos simultáneos en diferentes lugares. Las reformas en el suelo de la nave o centro industrial son el punto de partida.

Es necesario acometer mejoras en la superficie, renovaciones del pavimento y reemplazo de los morteros en caso de ser necesario. Otro elemento a reparar son las grietas en los cimientos utilizando selladores de poliuretano o sellantes a compresión.

Después de corregir los defectos de los cimientos se incorporan elementos resistentes, como resina epoxi u hormigón pulido para adecuar la superficie.

En esta fase se utilizan materiales de la más alta resistencia que garanticen la mayor durabilidad posible. Para las reformas de las cubiertas se utilizan chapas de acero galvanizado. Mientras, en algunos casos, las cubiertas tipo deck con aislamiento termo-acústico son las más recomendadas.

Sin importar qué tipo de actividades se realicen en el espacio, las reformas integrales requieren obras de: Iluminación, fontanería, climatización, ignifugación, adecuación sanitaria e incorporación de novedades tecnológicas personalizadas.

Con nuestras reformas integrales de comunidades, transformamos cada rincón en un lugar vibrante y lleno de vida.

¿Cuánto cuestan los materiales en las reformas industriales?

El precio de una reforma industrial varía según las especificaciones del proyecto y los materiales requeridos. De cualquier manera, una reforma general implica una inversión para el crecimiento de la industria.

Las partidas presupuestales son estimadas en función de la cantidad de metros cuadrados de los espacios a reformar, incluyendo el coste de los materiales dispuestos. Lo importante es confiar en el equipo encargado de realizar las obras quienes han estimado un presupuesto que se ajuste a tus necesidades.

Los materiales representan gran parte de la inversión de la reforma. Durante la elección de los materiales se realiza una comparativa de precios, características, funcionalidad y durabilidad de los materiales. También se tiene en cuenta la maquinaria a utilizar en cada fase del proyecto.

También es importante evaluar la rentabilidad de cada elemento a reformar. Lo ideal es que los materiales requieran el menor mantenimiento posible reduciendo los costes, garantizando la durabilidad permitiendo ahorrar mucho dinero.

Buenos materiales, excelente resultados

Renovar una estructura industrial no solo significa ampliar las actividades productivas dentro de un centro industrial. También permite revalorizar las estructuras a mediano plazo.

Las reformas integrales de los espacios industriales contribuyen sustancialmente a mejorar las condiciones de trabajo. Permiten crear espacios diáfanos, agradables y estimulantes que repercute en el aumento de la productividad.

Modernizar las instalaciones es otro de los aspectos fundamentales de estas remodelaciones. Aunque requiere de mayor inversión, la inclusión de la domótica, que permite automatizar diferentes procesos, reduce los costes energéticos. Además, refuerza la seguridad de los procesos e incrementa la productividad del trabajo.

Muchos empresarios compran naves industriales antiguas que requieren múltiples reformas para luego arrendarlas o venderlas a un precio mucho mejor. Este tipo de inversiones son cada vez más comunes puesto que la mayoría de las estructuras industriales solo requieren adecuaciones y remodelaciones interiores.

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?